Violencia policial e inseguridad social

Llevas un carro al mecánico. El taller luce pulcro y bien equipado. El mecánico conecta unos cables a una parte de tu vehículo que no sabías existía. A través de su laptop encuentra que la falla está en el alternador. Gracias a ello sabe que va a necesitar 5 herramientas y aproximadamente 3 horas para solucionarlo. Acto seguido procede a tomar sus 5 herramientas y usarlas en un orden específico, revisando constantemente su software para verificar que está bien orientado al problema. 3 horas después el problema está resuelto de manera satisfactoria. Tu garantía sigue vigente.

Supongamos que el taller luce desordenado, no tiene ese maravilloso cable. Gracias a su experiencia el mecánico tarda solo unos minutos en suponer que es el alternador. Sabe que va a necesitar 5 herramientas, desafortunadamente sólo tiene 3 y una de ellas es un martillo, por lo tanto en lugar de 3 horas puede que sean 6. Dos días después parece que el problema se solucionó, pero no era el alternador, era una bujía. Pero ya quedo. Eso sí, no hay garantía. Sobra decir que dos semanas después tienes que regresar al taller.

Ahora, cambiemos al mecánico por un policía. Su trabajo depende de su conocimiento, de sus herramientas y el respeto a las garantías establecidas. Para entender los problemas de seguridad pública se necesitan pues tres aproximaciones, intentar resolver EL problema ignorando que en realidad son tres problemas es la razón por la que nada se soluciona.

Los policías (municipales, estatales, federales y militares) cuentan con muy poco y obsoleto conocimiento, tanto de leyes como de técnicas y herramientas, cuentan con herramientas viejas, deficientes e inadecuadas y por último deben apegarse a garantías (léase leyes, reglamentos y bandos) escritos con la idea fundamental de lavar las manos de los políticos en turno. Un ejemplo del que puedo hablar es la Fuerza “No Letal”

Uno.- Los agentes químicos policiales para control de disturbios públicos, llamados comúnmente gases lacrimógenos¹, fueron inventados a principios del siglo XX; pero fueron usados publicamente recién en los años 50’s, durante estos casi 60 años las opciones han cambiado, una de las tendencias es dejar de ofrecer el agente CN², por considerarse en un nivel de fuerza innecesario para lograr el control. En su lugar se ofrecen mezclas de OC/CS (es la versión más fuerte y segura) o sólo CS. De igual forma la recomendación de los inventores es dejar de usar el calibre 37mm o sus variantes por carecer de la precisión para un disparo directo en caso de considerarse necesario, en lugar de ello se hace énfasis en las más amplías opciones y capacidades del calibre 40mm. A pesar de ello, el CN sigue siendo muy solicitado y el calibre 40mm ha sido prohibido para su uso por policías en México.

14
Policías disparan contra manifestantes en Estambul. 2013. Foto Reuters/Murad Sezer

Dos.- Las velocidades de los proyectiles de impacto “No Letal” son la razón porque la que dicha frase se escribe entre comillas. Su objetivo es detener de manera controlada un acto violento que atenta contra la sociedad en su conjunto de manera rápida y controlada, pero su diseño lo hace capaz de genera Fuerza Letal si no es usada correctamente. Los diseñadores de este material insisten que los usuarios de Agentes Químicos y Municiones de Impacto “No Letal” estén debidamente capacitados, mejor aún, que sean Certificados por el fabricante. No obstante muchos policías siguen solicitando modelos de hace 20 años, o usan de manera indiscriminada dispositivos sin considerar o desconociendo sus capacidades técnicas, dando como resultado riesgos innecesarios para la sociedad y para ellos mismos. Oficialmente no existe, en todo latinoamérica, material de capacitación que cumpla con los requisitos y recomendaciones de los fabricantes.

Tres.- Los medios hacen gran eco de las llamadas Leyes Bala, sin embargo la propia oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos³ describe básicamente los mismos procedimientos para control de disturbio. Los legisladores eligen ignorar las capacidades técnicas del material, las instrucciones de los fabricantes o la opinión de verdaderos expertos en el tema a fin de crear los límites físicos, sociales y legales de la Escala del Uso de la Fuerza, dejando la ejecución de los operativos en manos de personal carente de conocimientos y herramientas, impuestos a una ley que sólo les otorga la responsabilidad en el caso de bajas civiles.

La solución en muchos casos ha sido prohibir equipo, los dispositivos de descargas eléctricas son un ejemplo de una prohibición politizada. Aunque otros equipos no están prohibidos su uso se ve limitado por instrucciones de superiores, policiales o políticos, que deciden no arriesgar su carrera. El resultado es que cuando deben ser usados se hace mal y las consecuencias son letales, policial y políticamente hablando. Hablamos en este caso de abusos no policiales, sino contra los policías que a su vez los transfieren a la sociedad.

Supongamos que el mecánico intenta arreglar nuestro vehículo con nada más que dos desarmadores y un martillo. Y le quitamos los desarmadores. Súbase Usted a ese carro a ver a dónde y que tan lejos lo lleva.

 

 

¹Técnicamente es agente micropulverizado, no gas. Químicamente sólo el CN clasifica como lacrimógeno, el CS es un irritante. El OC es natural, no clasifica como químico.
²Cloroacetofenona, sus efectos son muy fuertes pero duran poco. El mal uso ha dado como resultado 5 muertes documentadas desde que fue implementado por la policia en los años 60’s.
³http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/UseOfForceAndFirearms.aspx

 

Anuncios

Deja una respuesta si quieres. Si no quieres, deja una galleta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s